Día 5 (II)

La segunda parte del quinto día… a mí eso de “ya no existen” me ha dejado con un nosequé xD.

“—Tú estás atrapada, yo ya estaba aquí, ayer escuché muchos pasos, alguien te sacará por ahora ¡Quiero respuestas! digo esto con algo de ira.
Tú no entiendes, ustedes ya no existen… “

Esa última frase me ha dejado sin palabras por unos instantes, porque implica que hay alguien más aparte de mí. Si somos más… ¿quiénes somos? ¿Por qué no existimos? Ella se ha quedado inmóvil. Puedo sentir algo, es extraño, no lo siento en mí, en mí sólo hay ira y ansiedad, pero por alguna razón puedo sentir lo que ella siente, no lo comprendo, pero ella tiene miedo.

Puedes ver mejor que yo, sabes todo lo que yo no y me traes comida, no pienso dañarte ¿por qué tu crees que sí?pregunto con cierta desesperación. Mi voz se oye temblorosa, la ira aumenta, mis manos también tiemblan y siento energía distinta recorriendo mi cuerpo.

¡Responde!esta vez no puedo evitar gritar.  Ella está muy asustada ahora, y yo a cada momento me pongo peor. Esto quema. Entonces ella al fin habla.

Pudiste escapar ¿Por qué no lo hiciste?
¿Y a dónde iba a ir? ¿A la casa que no sé si tengo? ¿Con la familia que no recuerdo? Lo único que tengo son mis sueños.
¿Tu sueñas?
¿No debería?
Su conciencia fue borrada ¿Cómo puedes soñar?
¿Quién me hizo esto? ¿Por qué?

Mi voz comienza a asustarme, cada vez mas grave y más fuerte, siento una fuerza que no había sentido en los días anteriores.

Ustedes ya estaban muertos, quienes eran antes ya no existen, deberías agradecer que te dieran unos días más.

Imágenes vienen a mí como recuerdos, la parte del sueño que no recuerdo: entro al edificio con los ancianos, es muy extraño el lugar, todas las paredes están pintadas de negro, la luz es escasa, me pasan a una silla, me hacen unas preguntas con muy poco sentido. Alguien me clava una jeringa, el dolor parece ser insoportable, aún puedo sentirlo, todo se desvanece ahora. Es el fin del sueño.

Algo se rompe dentro de mí, pierdo el control de mi mismo, mis ojos parecen arder, siento como si alguien tomara el control de mi cuerpo, y no puedo detenerme, sólo ver mis actos, mas no razonarlos. La tomo de los hombros, ella grita que la suelte. La levanto fácilmente, trata de soltarse, pero es inútil, la lanzo con tal fuerza que ella se estrella contra la pared del fondo. Inmediatamente caigo, apenas puedo moverme, me acerco a ella, la reviso, su cabeza sangra bastante, no tiene pulso, ella está muerta y yo, encerrado aquí hasta morir, sin saber cuantos días han pasado, sin comida ni agua, al fin esto acaba.

Así termina el día 5.

Seferus Niebla.

Anuncios

~ por Svast en Lunes, 16 febrero 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: